En Múgica, un festival de ilusiones y sueños por el Día del Niño

En Múgica, un festival de ilusiones y sueños por el Día del Niño

Nueva Italia, Mich,a 1 de mayo del 2019.-Las sonrisas de los niños y niñas de Múgica brotaron de forma espontánea cuando salieron a escena los personajes de la Carpa México, con el talentoso Alfred Giovanni, además del Payaso Pispireto, Kiko, Noño, Los Jalapeños y un extenso elenco de payasos forjados en la casa de la Cultura “Dante Cusi”.

De esta manera, con un gran espectáculo ofrecido a todos los pequeños del municipio, el presidente municipal, Raymundo Arreola Ortega, y el DIF local, festejaron ayer el Día del Niño, en un auditorio municipal que lució atestado de niños y niñas que pasaron una tarde mágica e inolvidable.

Momentos antes de este magnífico espectáculo, Raymundo Arreola se apostó a la entrada del auditorio municipal para recibir y saludar a cada niño y niña que asistió al festejo. Con una gran sonrisa de alegría y satisfacción, el alcalde entregó a cada pequeño una pelota, una nieve y una botana, para que el rato les fuera más ameno y agradable.

Ya dentro todos, con un auditorio lleno de gritos de júbilo y algarabía, vino la magia de los artistas que arrancaron carcajadas a los asistentes a la fiesta del Día del Niño. El Payaso Pispireto hizo un excelente papel que dejó a muchos niños perplejos; a otros incrédulos y a otros más pensativos. Alfred Giovanni hizo trucos nunca antes vistos por nadie a miles de kilómetros a la redonda.

Kiko, Noño y Los Jalapeños fueron de risa para todos, pues sus parodias arrancaron aplausos, alegrías, sueños de algún día ser como ellos, pero más que nada, estos artistas en conjunto llevaron a todos los niños y niñas a pensar de una manera muy particular, pues los condujeron al mundo de las ilusiones que sólo se pueden dar en la candidez de la niñez.

Raymundo Arreola, y todo el personal del Ayuntamiento, entre ellos síndico, secretario, tesorera y regidores, le dieron el plus a esta fiesta del Día del Niño, pues además de recibirlos con cariño y con regalos, en todo momento estuvieron prestos para atenderlos en sus necesidades, pues no querían que la felicidad de todos los pequeños fuera sólo un frágil momento, sino que les desearon que la dicha sea para toda la vida.

El festival terminó como empezó, con risas y gritos, pero con las caras satisfechas de que todos recibieron lo que desearon.

Deja tu comentario